arena: lo natural contra el ruido